Vuestra Luna de Miel es, después de organizar la boda, la guinda del pastel, un momento sólo para vosotros, el primer viaje como matrimonio y por eso tiene que ser el viaje más especial de vuestra vida.

El viaje de novios, no tiene que ser siempre a una playa exótica o a un destino lejano… El mejor consejo es que el destino elegido sea uno que os guste a ambos, que os haga ilusión conocer y que pueda combinar los gustos de cada uno para hacerlos comunes y así disfrutar al máximo del viaje para que, de verdad, se convierta el inolvidable.

jueves, 13 de junio de 2013

CONSEJOS PROFESIONALES: EL SEGURO DE VIAJE

Cuando contratas un viaje organizado este viaje conlleva que en el precio esté incluido un seguro obligatorio que exige la ley. Sin embargo este seguro no suele cubrir todas las incidencias que se pueden ocasionar en el destino vacacional. Es por eso que, las agencias de viajes ofrecen la posibilidad de contratar un seguro complementario. 

¿Qué tipo de seguros de viaje existen? Estos seguros son de dos modalidades:
  • seguro de cancelación o anulación del viaje
  • seguro de asistencia en el destino
  • o ambos 
Según la modalidad del seguro contratado, éste tendrá más o menos coberturas. Por eso es recomendable que se tenga en cuenta las circunstancias personales y familiares de cada pasajero y comentarlas con su agente de viajes, ya que éste aconsejará el seguro que más se ajuste a sus necesidades.

En general, el seguro de cancelación sirve para aquellos casos en los que antes de iniciarse el viaje, el pasajero no puede viajar. Decimos NO PUEDE y no, no quiere. Este seguro sirve para la devolución del precio del viaje y sólo se admitirá por las causas tasadas y justificadas, conforme a las condiciones generales y particulares del seguro contratado. Generalmente estas causas son por una muerte o enfermedad propia o de un familiar directo que impida viajar y así lo recomiende el facultativo correspondiente.

Los seguros de asistencia son aquellos seguros que sirven para cubrir las incidencias en el destino, tales como pérdida de maletas, over booking, gastos médicos u hospitalarios, asistencia jurídica en el extranjero, expatriación, vuelta anticipada, etc. La cobertura de estos seguros dependerá del importe de la prima. En estos casos hay que tener en cuenta cuál es el destino del viaje y el tipo de viaje, así como su riesgo. Sólo a modo de ejemplo una operación de apendicitis de urgencia en Shanghai (China) puede ascender a 60.000 euros.

¿Cuándo contratar el seguro de viaje? Para evitar cualquier contratiempo o disgusto lo recomendable es contratar el seguro en el mismo momento que se contrata el viaje, es decir, cuando se confirma la reserva de hoteles, cruceros o circuitos o cuando se emiten los billetes de avión. ¿por qué esa simultaneidad? porque si se contrata con posterioridad, dependiendo el tipo de viaje, las compañías aseguradoras no permiten la contratación del seguro o, si lo hacen, imponen un periodo de carencia (periodo temporal no asegurado) de 72 horas desde la contratación del seguro.

Un último consejo: estar perfectamente informado y entender cuales son las coberturas del seguro contratado.